Yo Explotaré Globos por TÍ

 

Los protagonistas de “Yo explotaré globos por ti” son animales. Los destinatarios de este cuento, niños de entre 3 y 6 años (aunque podría emplearse en edades posteriores), presentan un pensamiento mágico, egocéntrico y simbólico. La presentación de personajes fantásticos (animales con atributos humanos) facilita la comprensión de la historia y capta su atención.

La trama de la historia se sustenta con el aval científico y la literatura publicada acerca de los aspectos esenciales para la elaboración del duelo en niños.

-No se atribuyen connotaciones religiosas

-Se aborda la muerte como algo natural

-Los animales manifiestan los sentimientos más comunes en niños tras la muerte de una persona cercana: enfado, tristeza y miedo.

 

-La maestra, Doña Zorra, se comporta como se esperaría que lo hiciese un adulto que acompaña al niño en un proceso de duelo.

-Constituye un apoyo afectivo esencial para los pequeños

-Se muestra honesta: no enmascara sus sentimientos al llegar al aula (se siente, naturalmente, triste, ante la pérdida de un alumno)

-Guía a los alumnos en su proceso de duelo: les ofrece la posibilidad de hacer un dibujo para recordar a su compañero.

-Dado el simbolismo que reina en el pensamiento infantil, el abordaje a través del dibujo es una herramienta fundamental.

Deja un comentario