“Lo más valioso no es lo que tengo, sino a quién tengo en mi vida”

 

Habitualmente, para hablar de Atención Temprana, recurrimos a la definición recogida en el Libro Blanco (GAT, 2000):

“Conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos”

photo-1467406821248-f0a1e57880bfSuena bien ¿no? Como definición, está realmente lograda, pero ¿realmente nuestros niños y familias reciben este servicio? Desafortunadamente, aunque en nuestra Región contamos con excelentes profesionales, la ambiciosa definición del Libro Blanco no se está efectuando en la práctica tanto como sería deseable.

¿QUÉ OFRECE EL SERVICIO DE AT EN HIGEA QUE NOS DIFERENCIA DE LO QUE SE VIENE HACIENDO?

Nos comprometemos a ofrecer un servicio integral, en el que no únicamente se tengan en cuenta las necesidades del niño, sino que las familias se conviertan en las verdaderas protagonistas de la intervención. Creemos en una intervención ecológica, en la que prime la implicación de las familias

¿CÓMO LO HACEMOS?

Una intervención ecológica (que tenga en cuenta el entorno del niño con necesidades de AT) no únicamente se lleva a cabo en un centro de tratamiento, como tradicionalmente se ha venido haciendo.

Nuestros profesionales de AT adquieren un compromiso con las familias, una intervención de calidad que no queda restringida a unas visitas semanales a nuestro centro. Nuestros profesionales de AT trabajan en los entornos fundamentales de los niños (las escuelas infantiles y sus hogares).

Nuestra Unidad de Atención Temprana, con el firme convencimiento de que la intervención realmente eficaz es la que tiene en cuenta el entorno en el que niño se desarrolla, ha establecido convenios con Escuelas Infantiles de nuestra región, de modo que sea posible la tan deseada intervención ecológica.

Deja un comentario